De cómo casi tuve un mono

¿Sabes esa sensación de llevar toda la vida creyendo que te pasó algo increíble, pero según pasan los años resulta menos probable que fuera real? Pues yo estaba convencida de que de pequeña casi tuve un mono. No porque me pusiera pesada y se lo rogara a mis padres. Yo me hubiera conformado con un hámster. Casi tuve un mono porque mi padre quería uno. Y hoy se me ha ocurrido comentarlo. Leer más