post-dejame-entrar

El cine europeo planta cara a Crepúsculo

A veces ocurren situaciones graciosísimas, pero al contarlas nadie se ríe. Y otras algo serio te provoca risa. Hay frases que quedan mejor en un libro, y que además deberían quedarse allí. Es cierto que el presupuesto no siempre alcanza para crear efectos especiales que no causen desconcierto. Pero obligar al espectador a aguantarse la risa para no ofender a la hermana adolescente es de lo más agotador. Leer más