Pongámoslo así. Cuando tu amigo te invita al cumpleaños de ese amigo con el que no tienes nada en común, y decides ir. Pues una sensación parecida deja Birdman. Tú no dudas de que ellos se lo estén pasando bien, pero como no te metas en su juego mirarás el reloj cada 5 minutos. 

Birdman es la historia de un actor que trata de recuperar su prestigio haciendo una obra de teatro en Broadway. Pocas opciones te deja el director Alejandro González Iñárritu. Como pasó con Drive (y con todos los respetos hacia la magnífica Drivepertenece al género llamado “me amas o me odias”. No es una película que recomendarías a cualquiera.

Rodada en un único (y falseado) plano secuencia, Iñárritu hace un estudio profundo sobre egocentrismo y el orgullo que sufren muchos actores, sobre todo cuando se enfrentan al final de su carrera. Si decides amarla, las interpretaciones de Michael Keaton, Naomi Watts y Edward Norton te pondrán la piel de gallina. Saldrás riéndote con las bromas, admirado con las escenas valientes e inquieto tras la improvisada banda sonora.

Pero si decides odiar Birdman, puede que incluso salgas enfadado, criticando a esa gentuza del “mundillo farandulero”, que no hace más que mirarse al espejo y alimentar su egocentrismo. (…) —> Sigue leyendo esta crítica de cine en Red Carpet, por favor. ¡Gracias!

Share on LinkedInShare on FacebookTweet about this on Twitter

12 Comentarios en Birdman, esa película que gusta a todos menos a ti

  1. Esta es la misma sensación que tuve durante la película. Posiblemente es una buena película que entretiene a los actores de profesión o psiquiatras.
    A mi me aburrió, me dolió la cabeza con esa batería machacona, no hubo música por cierto, y me sentí tomado el pelo.
    Fíate

    Responder
    • Me parece fantástica la comparación “machacona” y la recomendación psiquiátrica. Me parto

      Responder
  2. La crítica me parece muy acertada. Es una de tantas películas en las que uno se siente víctima de la (supuesta) originalidad en boga, y de un trailer cogido por los pelos para hacer que parezca interesante lo estúpido.

    Responder
  3. Lástima no haber tenido esta crónica la semana pasada. Fui a verla con ciertas expectativas por la recomendación que de ella me habían hecho….pero salí decepcionada. No me gustó

    Responder
    • Personalmente, prefería el Iñárritu que se presentó a los Oscar con ‘Babel’. Vamos a ver qué se lleva ‘Birdman’…

      Responder
  4. Esta crítica es la primera de las que escribes con la que no estoy al 100% de acuerdo. Supongo que, como dices, o la amas o la odias, y a mí Birdman me encantó (con su loca banda sonora incluida). De todos modos, y como siempre, me encanta tu estilo al escribir y por ello te alabo y lo comparto en redes =)

    Responder
    • ¡Genial, Elena! Está claro que para gustos… ¡disgustos! Eso es así. Y si no me crees, a ver quién es el valiente que se pone la BSO de ‘Birdman’ como sintonía del móvil. Gracias por compartirlo, colega.

      Responder
  5. Me siento identificada y ni siquiera la he visto. ¿Será esta película la única capaz de generar estas emociones de incomodidad que todos tenemos como no lo había hecho nadie antes? ¿Sería este su objetivo? A mi lo del amigo que a todos cae bien menos a ti me parece muy gráfico.

    Responder
    • Sí, su capacidad de hacer que te sientas fuera es una cualidad poderosa que no debemos infravalorar. Tan sólo comparable a un amienemigo.

      Responder
  6. Birdman fue mi siesta de ayer y todavía estoy mareada de tanto plano pretencioso, tambores y platillos… Creo que hubo un momento en mi pasado oscuro en el que habría admirado esta peli y exprimido todos sus detalles con mucha pedantería (ante mi vecina)… Pero me estoy haciendo mayor. Ahora sólo acierto a decir que fue una siesta horrible! : )

    Enhorabuena por el blog, me rechifla lo bonico que está!

    Responder
    • Una película que no le deja a uno ni dormirse la siesta. Me encanta.
      Me alegro de que nuestro “yo pedante del pasado” ya no nos obligue a fingir que la entendimos.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

About Carolina Villa