“No hace falta tener un alma muy elevada para comprender que no hay satisfacción verdadera, que todos nuestros placeres no son más que vanidad, nuestros males infinitos, y que la muerte nos amenaza a cada instante”.Mayo del 68 marcó un antes y un después en las protestas antisistema. En el contexto guerra de Vietnam y Guerra Fría, los estudiantes se lanzaron a la calle con una gran conciencia social y participativa. Olivier Assayas hace un estudio sobre la revolución adolescente en Después de mayo, con los escépticos pensamientos de Pascal de fondo. Menudo timing el de esta película, rodada al mismo tiempo que las protestas del 15M (…) —> Sigue leyendo esta crítica de cine en Red Carpet, por favor. ¡Gracias!

Share on LinkedInShare on FacebookTweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

About Carolina Villa