Dentro de nuestra imperfecta democracia, existen cárceles autorizadas por nuestros gobiernos donde reina un vacío legal. Lo que ocurre entre esas paredes es, en ocasiones, difícil de denunciar. Da miedo imaginarse bajo la tutela de un sistema al que pareces no importarle, y el convicto de esta historia ha pasado su vida entre rejas.  

Eric Love (Jack O’Connell) tiene 19 años, pero la vida le pesa como si tuviera el doble. Eric ha crecido en el abandono y la desconfianza, transformándose en un adolescente violento y problemático invadido por traumas emocionales. Del correccional de menores aterriza en el mundo adulto; en una prisión habitada por delincuentes (su padre entre ellos) y agentes de dudosa moral.

El director David Mackenzie narra una historia intensa y feroz, bajo una mirada empática, casi compasiva. Este drama carcelario lanza una serie de incógnitas. ¿Importas realmente al sistema de corrección? ¿Se investigan los crímenes que acontecen en el interior de las cárceles? (…) —> Sigue leyendo esta crítica de cine en Red Carpet, por favor. ¡Gracias!

Share on LinkedInShare on FacebookTweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

About Carolina Villa