Cómo me vi involucrada en ésto llevaría varias páginas; y, como me gusta pasar páginas, por ahora no lo contaré en un blog. Pero toda ayuda es bienvenida, y éste es el único medio por el que no la he pedido.Empezó por mi propia inutilidad. Conocí a María en Turkana, una zona de nómadas semi-desértica al noroeste de Kenia. María llevaba un tiempo intentando ayudar a un grupo de mujeres, creando un negocio y un proyecto educativo. Desde África, es difícil pedir ayuda; y yo ni tenía dinero, ni hablaba su idioma, ni sabía curar heridas. Historias como estas no se cuentan con los dedos. Había muchas más. Superada la fase de vacío, hice lo único que sabía hacer: contar batallitas. Este vídeo muestra sólo 1 minuto. 1 minuto, una batallita. Hay que comenzar por algún sitio, ¿no? La clave es la difusión, y las votaciones las agradeceremos enormemente. Pincha aquí y te cuento un poco qué es: Tamaisan Proyect.

Share on LinkedInShare on FacebookTweet about this on Twitter

1 Comentario en Manos Unidas con Tamaisan Project

  1. Ojalá todos nos involucremos como tú has hecho. Gracias

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

About Carolina Villa